Ayúdanos

Hazte parte de CECO con tu donación.

Nuestro deseo es que tú también te unas a nosotros y contribuyas a extender el Evangelio, entre las personas ciegas o con dificultades visuales, mediante el servicio desinteresado y voluntario al cual Dios nos ha llamado.

¿Cómo puedes ayudar?

Hazte miembro de CECO. Nuestra invitación se extiende a todos aquellos que desean dedicar su vida a servir a Cristo, porque ésta es la práctica religiosa que Dios nos pide, como dice en Santiago capítulo 1 verso 27: «La religión pura y sin mácula delante de nuestro Dios y Padre es ésta: visitar a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y guardarse sin mancha del mundo.»

Haz una donación: el Apóstol San Pablo escribió: «En todo os mostré que así, trabajando, debéis ayudar a los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: «Más bienaventurado es dar que recibir». Tu ayuda no será una simple asistencia social, sino una contribución al anuncio del Evangelio que nos comprometemos a realizar en tu nombre.